Autoexploración mamaria ¿sí o no?

La autoexploración es un método simple y al alcance de cualquier mujer. Es importante que conozcan la fisonomía de tus mamas para poder detectar cualquier cambio que pudiera requerir la atención médica.

Cómo autoexplorarte:

Paso 1: párate frente a un espejo y observa tus mamas. Asegúrate que tienen tamaño, forma y color normal; que las mamas estén bien formadas, que no presentan deformaciones ni inflamaciones visibles.

Paso 2:  Levanta los brazos y vuelve a observar tus mamas.

Paso 3: Acuéstate y pálpate las mamas con la mano contraria, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procura utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular.

El área a examinar debe ser desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote.

Paso 4: finalmente, pálpate las mamas estando de pie o sentada. 

¿Cuáles son los síntomas por los que debería consultar al médico?

  • Bulto / nódulo palpable
  • Cambios en la textura o enrojecimiento de la piel de las mamas
  • Cambios en la textura y forma del pezón
  • Secreción de líquido o sangrado por pezón 

Es importante mencionar que la autoexploración puede generar falsas alarmas relacionadas con los cambios hormonales durante el ciclo menstrual y no es capaz de detectar pequeños nódulos como los que encuentra la mamografía o el examen de un profesional entrenado. 

Fuente:

Guía para entender el cáncer de mama / Leticia Rivas. - 1a ed . - Ciudad Autónoma de Buenos Aires : Instituto Nacional del Cáncer, 2015.

https://www.breastcancer.org/es/sintomas/analisis/tipos/autoexploracion/pasos_aem

Compártenos un comentario.

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de que se publiquen

Buscar

Agregado a tus favoritos
Texto 
Mis favoritos