Guía práctica para el apoyo y seguimiento de tu embarazo

Sabemos que no hay mayor emoción que estar a la espera de convertirse en mamá, este es un proceso en el que debemos cuidarnos y estar informadas sobre los cambios que nuestros cuerpos van a mostrar, Philps, siempre al pendiente de ti, te da unos tips.

Primer Trimestre:

Mes 1:

Este es el momento perfecto para comenzar a informarte sobre los cambios que experimentará tu cuerpo, y sobre los cuidados que debes tener.

Cambios normales que podrás notar: Hipersensibilidad mamaria, producción de estrógenos y progesterona y ligero dolor en las mamas que irá desapareciendo.

Mes 2 y 3:

Te recomendamos usar un brasier apropiado ajustable a los cambios de tamaño de acuerdo al avance del embarazo, de preferencia, sin varilla; te sugerimos realizar tus baños con jabones sin loción, exceso de alcohol, esencias o fragancias, y después del baño, utilizar aceites naturales para combatir la resequedad en caso de ser necesario, y evitar las estrías.

Sugerencias: realiza exploraciones mamarias de manera constante.

Segundo Trimestre:

Mes 4:

Durante esta evolución, los cambios en tu cuerpo comenzaran a ser más y más evidentes.

Los cambios que podrás esperar son: senos ligeramente más grandes y sensibles, ganancia de peso, aumento de tamaño del pezón y su capacidad eréctil y dolor en los pezones.

Mes 5 y 6:

Recuerda que la confianza con tu doctor es crucial, siempre hazle saber tus dudas y disfruta del proceso.

Tercer Trimestre:

Mes 7:

Ya entraste al tercer trimestre y cada vez estas mas cerca de conocer a tu pequeño.

Un cambio notable que podrás detectar en este mes es el agrandamiento de senos

Te recomendamos verificar con tu doctor que las glándulas mamarias estén en óptimas condiciones para lograr una lactancia exitosa.

Mes 8:

Comienza a asesorarte sobre la nutrición que debes llevar al tener a tu bebe, y no olvides de tu revisión mensual de mamas.

Mes 9:

Unas últimas recomendaciones para ti mamá:

Continúa con el aseo diario y la lubricación de los pechos con aceites naturales, evita que se mantengan húmedos ya que puede lesionar el pezón, pueden exponerse momentáneamente al aire para facilitar su secado.

Exponer los pezones al sol, empezando con una toma de cinco minutos diarios ayuda a fortalecer y favorecer la elasticidad de la piel. Es importante que la exposición sea directa (no a través de un vidrio) y que se realice en los horarios de máxima protección y seguridad.

Philips te recuerda de disfrutar este proceso de evolución y cambio increíble de tu cuerpo y de sentir y experimentar las alegrías de pronto ser madre.

Fuentes de referencia:

Trajetas Lactancia, Philips Avent, 2019

Compártenos un comentario.

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de que se publiquen

Buscar

Agregado a tus favoritos
Texto 
Mis favoritos