Ponte cómoda para darle pecho a tu bebé

No hay duda de que la leche materna es el mejor alimento para tu bebé, por lo que es óptimo alimentar a tu bebé exclusivamente de leche materna durante los primeros seis meses de vida. Estar cómoda y encontrar una postura con la que estés satisfecha facilitará la lactancia tanto para ti como para tu bebé, aquí te damos algunas ideas para que encuentres la posición más cómoda para ti. 

Sujeción contra el pecho 

Siéntate en una cama o en una silla cómoda que te sujete la espalda. Mantén las rodillas ligeramente por encima de las caderas y utiliza un reposapiés si es necesario. 

  • Utiliza cojines para sujetar a tu bebé a la altura del pecho. Colócalo de lado, con la cabecita apoyada cómodamente en la curva de tu codo.
  • Una vez que tu bebé esté colocado correctamente, sujeta el pecho colocando cuatro dedos por debajo, con el pulgar apoyado ligeramente en la parte superior. 

Posición debajo del brazo, como una pelota de rugby 

Si tus pechos son muy grandes, si te han practicado una cesárea o si tienes gemelos, una buena opción es sostener al bebé debajo del brazo. 

  • Siéntate, coloca un cojín a tu lado para apoyar el brazo.
  • Pon a tu bebé recostado a lo largo de tu brazo, sujetándole la parte posterior de la cabeza con la mano.
  • Los pies del bebé deberán estar metidos debajo de tu brazo, y las rodillas directamente bajo tu axila.
  • En el caso de bebés muy pequeños, tal vez necesites utilizar un cojín para acercar a tu bebé al pecho. 

Posición recostada 

La posición recostada te permite acostarte mientras das pecho, lo que significa que podrás relajarte en la cama. 

  • Recostada cómodamente sobre un lado, coloca un cojín de apoyo firmemente detrás de tu espalda.
  • Coloca otra almohada o cojín entre las piernas, con la rodilla superior flexionada encima.
  • Coloca a tu bebé cerca de ti, con su pancita contra la tuya, de forma que su boca esté a la altura del pezón.
  • Sostén el pecho con la mano contraria para ayudar a que tu bebé se enganche. 

Conseguir que el bebé se enganche al pecho 

Tu bebé se enganchará al pezón y la areola (la zona más oscura de la piel alrededor del pezón). Sabrás que se ha enganchado correctamente al pezón si se ve parte de la areola en su nariz.Una vez enganchado correctamente, tu bebé succionará rápidamente para estimular el "efecto de bajada" y, a continuación, lo hará más lentamente cuando la leche empiece a fluir. 

Asegúrate de que tu bebé pueda inclinar la cabeza ligeramente hacia atrás mientras se alimenta. 

Si tu bebé no se engancha bien al pecho, la leche no fluirá correctamente y puede que no obtenga suficiente. Tampoco será cómodo para ti ya que, si tiene los pechos demasiado llenos de leche, podrían hincharse o podrían dolerte los pezones. Si continúas teniendo dificultades, pide consejo a los profesionales de la salud. 

Fuente de referencia: Artículo Philips Mother & Child Care “ Ideas y consejos sobre lactancia materna.” 2018

Compártenos un comentario.

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de que se publiquen

Buscar

Agregado a tus favoritos
Texto 
Mis favoritos